El pasado Jueves vivimos con Carandini una impresionante actividad de team Building.

Los trabajadores debían realizar una reacción en cadena, por equipos, que funcionara como un solo mecanismo. Gracias a la buena comunicación de los participantes y la eficiencia de los equipos, la cascada de reacciones funcionó perfectamente y a la primera.

Además, nos deleitaron con unas jugadas fantásticas con las bitlles catalanes y una carrera de orientación en la que demostraron que no hay objetivo imposible de conseguir en equipo.

Es un placer ver equipos de trabajo que funcionan como un gran organismo, con ese buen humor y complicidad entre todos ellos.

Gracias y hasta pronto.

Concep-t